Reforma sí, privatización no

Por Erick Morales Romero

México está frente a un puente que debe cruzar, éste se llama modernización. Para ello requiere una serie de reformas estructurales que le permitan dar pasos sólidos y llegar fortalecido a la meta que se ha propuesto. Una de las más importantes y polémicas es la reforma energética. Es necesario analizar las condiciones actuales de PEMEX y tomar decisiones que beneficien a todos y no sólo a algunos.

PEMEX vive una severa crisis estructural. Llegó a ser una de las principales empresas petroleras a nivel mundial en la década de los 60 y lentamente se convirtió en un monopolio que por querer abarcar todo, nada le sale como debería. Sin embargo, aún es muy importante para el motor económico de la nación, ya que según cifras del Gobierno Federal, genera 35 por ciento de su presupuesto fiscal total, que es igual a unos 75 mil millones de dólares anuales –cerca de 903 mil millones de pesos–.

Durante muchos años estos números maquillaron el deterioro tecnológico que poco a poco sufría dicha empresa. Hoy no hay marcha a atrás. Necesita inversión privada o pública, nacional o extranjera; de cualquier índole, pero la necesita. Además, es fundamental que delegue actividades en las que no es competente con el fin de concentrarse en las que sí es experto.

PEMEX es líder mundial en la extracción de petróleo en aguas pocas profundas y en exploración de nuevos yacimientos petroleros; pero no se especializa en refinación, extracción de petróleo en aguas profundas, gas, petroquímica –en la cual tiene un déficit de 20 mil millones de dólares anuales– y distribución, trabajos que podrían realizar otras empresas si permite su participación.

Las pérdidas de Petróleos Mexicanos no se limitan al ámbito económico porque también las hay en materia de recursos naturales; pues los yacimientos históricos se agotan y no cuenta con la tecnología suficiente para perforar nuevos pozos, lo que provoca un letargo en el mercado internacional.

Países como Brasil, Colombia, Venezuela, Canadá y Estados Unidos, han permitido la inversión de capitales extranjeros o nacionales dentro de sus industrias petroleras y con ello han alcanzado estabilidad y crecimiento económico constante, así como un aumento de su infraestructura y tecnología en la materia.

Foto: energíahoy.com

En el caso de Estados Unidos, tan sólo el año pasado se autorizaron cerca 9 mil 100 pozos para producir petróleo y gas, mientras que en México sólo tres. Asimismo, la industria estadounidense logrará en menos de una década ser completamente autosustentable, es decir, no importará productos y no dependerá de empresas extranjeras en tareas de extracción de petróleo.

México no tiene argumentos para competir en el mercado petrolero. Incluso, con base en cifras dictaminadas por PEMEX en diciembre de 2012, importa casi el 50 por ciento de la gasolina y el 33 por ciento del gas que consume; números que exponen la decadencia que sufre en el tema energético.

Con lo anterior, es clara la necesidad de inversión privada o pública en Petróleos Mexicanos. No obstante, es sustancial que se regulen los contratos y concesiones con empresas extranjeras o nacionales con el fin de que no se privatice a PEMEX y sus recursos no cambien de dueño.

Es importante tener una política transparente de precios y subsidios para que los inversionistas ganen lo justo, no más; y, por supuesto, que la renta por cada barril que se vende esté dentro del marco estándar internacional –para obtener la renta se toman los ingresos de venta y se les resta los costos de producción–; en el caso de México, extraer un barril de petróleo cuesta 5.6 dólares y se vende en alrededor de 100, es de decir, la ganancia o renta es de 95 dólares por barril.

Se requiere que los contratos sean públicos en su totalidad, para que cualquier persona pueda tener acceso a ellos, de esta forma se podrá monitorear y regular los convenios para tener, como objetivos primordiales, que el principal beneficiado sea PEMEX, y que éste no se privatice ni venda recursos o territorios nacionales, pues no se debe atentar contra la soberanía del país.

PEMEX tiene que ser el principal protagonista dentro de dichas concesiones, y debe darle más oportunidades a la inversión nacional que a la extranjera, para que se cree una especie de dinámica fiscal, con la cual se fortalezca la economía local. Por tal motivo, su primera opción deben ser empresas mexicanas.

Foto: pemex.com

Foto: pemex.com

Con las ganancias que se generen a partir de esta apertura a la inversión en Petróleos Mexicanos, se deben estructurar proyectos con el fin de construir las costosas refinerías que el país necesita, así podrá obtener sus gasolinas y explotar el gas natural de forma independiente.

Se crearán empleos y éstos deben ser dados a mexicanos, pues se trata de buscar la mayor cantidad de beneficios para el país. Asimismo, es trascendental que el Gobierno Federal dé más apoyo a instituciones educativas como la UNAM y el IPN, especialmente a las carreras de Ingeniería, Química, Física y aquéllas que puedan aportar investigadores y profesionales par auxiliar a PEMEX.

También se fundamental que dentro de las actividades de las empresas inversionistas, PEMEX verifique que no exista ningún peligro contra la ecología, para preservar la salud de la fauna, la flora y el subsuelo marítimo nacional y de países vecinos.

En conclusión, la reforma tiene que ir encaminada a que Petróleos Mexicanos permita la inversión de cualquier índole dentro de sus actividades con el objetivo de obtener mejores resultados y dejar de perder dinero, en pocas palabras: modernizarse. Sin embargo, lo primordial es proteger la soberanía nacional y no permitir que PEMEX se privatice, por lo que se requiere que cualquier movimiento sea público.

Anuncios

Una respuesta a “Reforma sí, privatización no

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s