La permanencia de lo efímero

Por Denise Urquiza

“La moda provoca el reflejo crítico antes que el estudio objetivo, se la evoca para fustigarla, marcar distancias, deplorar la estupidez de los hombres y lo viciado de sus asuntos: la moda son siempre los demás”, así concibe Lipovetsky a la moda.

Pero la moda va más allá del simple hecho de vestir, si bien se ha considerado que ésta es transitoria, efímera , frívola y superficial, ha estado presente en muchos de los aspectos más importantes de la vida social del ser humano, ha sido rechazada por la mayoría de los intelectuales. El hecho es que somos consumidores de la moda y no necesariamente tiene que ver como algo meramente transitorio, hay formas de llevarlo a un plano permanente, artístico y lleno de significados más allá de lo plástico, convertir a la moda en arte.

Por ello, muchos artistas visuales se han dado a la tarea de plasmar lo que parecía efímero y retratar la estética y la transitoriedad en algo perdurable, en 24 veces por segundo, utilizando diversas técnicas y conceptualizando a la moda para dar otro significado de la misma y profundizar alrededor de ella; tomando elementos simbólicos. Hacerla cine, como decía Kubrick:

“Una película es (o debería ser) como la música. Debe ser una progresión de ánimos y sentimientos. El tema viene detrás de la emoción, el sentido, después”.

Y si la moda produce emociones ¿Por qué no llevarla a la pantalla grande, demostrando que puede llegar a ser algo más que un objeto de deseo y consumismo?

Si el cine es una secuencia de imágenes en movimiento que deleitan nuestros sentidos y dejan en nuestra memoria experiencias sensoriales, no

es tan descabellada la idea de mezclar algo tan plástico como la moda con una expresión tan fascinante como el cine.

Por está razón, artistas visuales se han dado a la tarea de generar un producto visual que contenga como elemento principal la moda y transformar esa superficialidad en un generador de emociones. Algunos de los creadores de estos films son jóvenes promesas del ámbito del cine que han sido apoyados por diferentes marcas del ámbito de la moda, generando oportunidades en el campo de la publicidad e inclusive adentrarse en el ámbito del cine.

Para apoyar a estas jóvenes promesas, la periodista y crítica de moda, Diane Pernet, se dio a la tarea de realizar un festival especialmente dedicado al los films relacionados directamente con la moda; el A Shaded View On Fashion, reconociendo a los productores de un material de calidad, que va más allá del simple hecho de mostrar modelos demasiado delgadas simplemente vendiendo artículos de moda. Estos talentos fílmicos van más allá de lo que mencionaba Lipovetsky; proponiendo un discurso cinematográfico que se disfruta ampliamente.

No hay porqué describir estos filmes, sólo resta deleitarse mirando el trabajo de estos directores quienes tratan de ganar un terreno en el ámbito cinematográfico de la mano de la moda, al mirarlos nos podremos dar cuenta de la permanencia y de lo efímero que es la moda.

Susana Wang “Intussusception” 

David Padadac “Muse” 

Yoann Lemoine “Lights” 

Sasha Chajka “Staiarway” 

Marie Schuller “Oyster” 

Bojan Krtolica “The Falling Girl” 

Maria Berdnikova “Hatter” 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s