Ángel Solano y el placer del cuerpo muerto

Por Juan Tolentino

Ángel Solano, de la serie "Naturaleza Crónico-degenerativa", 2012 óleo sobre madera 50 x 50 cm. Fuente: FOCAEM

Ángel Solano, de la serie “Naturaleza Crónico-degenerativa”, 2012 óleo sobre madera 50 x 50 cm. Fuente: FOCAEM

La belleza es un concepto que suele ir ligado a una estética viva y natural, que tiene movimiento, delicadeza y colores vívidos, por ejemplo, en un cuadro. Sin embargo, ¿es posible encontrar la misma sutileza en un retrato de un enfermo terminal o un boceto elaborado a partir de sangre menstrual? Basta ver la obra de Ángel Solano, artista mexiquense que trabaja con estos y más conceptos, los cuales son comúnmente rechazados.

“Cuando hacía retratos de personas enfermas era por el impacto pero también es una relación medio perversa, en el sentido de que me genera placer ver el cuerpo así porque considero que hay belleza dentro de él”, confiesa el pintor y escultor de 31 años oriundo de Tultepec, Estado de México, quien desde los 17 entró de manera autodidacta en la pintura para después entrar a la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”, del INBA, donde realizó la Licenciatura en Artes Plásticas y Visuales.

En su trabajo, se ven paisajes al estilo José María Velasco en contraste con residuos médicos, hasta pequeños burós llenos de medicamentos con floreros impresionistas con entornos apagados pero siempre con el concepto de vida dentro de ellos, de un modo sumamente íntimo.

(Su obra surge) “a partir de la experiencia personal de mi madre, quien tiene desde hace 9 años lupus eritematoso sistémico, y de acompañar a morir a mi tía hace dos años y el sentido de la muerte en la sociedad contemporánea”.

Ángel Solano, de la serie "Naturaleza Crónico-degenerativa", 2012 óleo sobre madera 50 x 50 cm. Fuente: FOCAEM

Ángel Solano, de la serie “Naturaleza Crónico-degenerativa”, 2012 óleo sobre madera 50 x 50 cm. Fuente: FOCAEM

Su más reciente serie de cuadros, llamado “Vanitas contemporáneas”, es el resultado de la beca que le otorgó el FOCAEM en el que aborda el tema de la naturaleza muerta como género pictórico, derivada a partir del concepto de enfermedad. En la composición de estas obras se halla la sustitución de elementos de la realidad por quirúrgicos, que dotan de un dramatismo intenso la manera de entender la enfermedad, todo, además, con una constante crítica social hacia el sistema de salud, particularmente el de países latinoamericanos.

“Los medicamentos se vuelven un objeto de lujo, que a su vez se transforma en un anexo al padecimiento por no poder adquirirlo. El concepto de enfermedad para una persona con poder adquisitivo alto no es el mismo que para una persona de escasos recursos”, reflexiona Solano.

Otro ejemplo de crítica social en su obra se hace presente en “Sudario”, una serie de 28 cuadros inspirada en fotografías de las víctimas de feminicidios en Ciudad Juárez, realizadas con sangre menstrual, Solano sufrió de rechazo y hasta censura por el material del que se había creado.

"Vestiduras impuras", 2009 cubrebocas recolectados durante la contingencia sanitaria ocacionada por la Influenza AH1 N, hilo y botones 60 x 40 x 1.5 cm

“Vestiduras impuras”, 2009 cubrebocas recolectados durante la contingencia sanitaria ocacionada por la Influenza AH1 N, hilo y botones 60 x 40 x 1.5 cm

“Yo llegaba con las chicas y les preguntaba: ‘oye, ¿cuándo es tu periodo menstrual?’ Y obviamente se sacaban de onda. Cuando les expliqué algunas aceptaron y otras no. Para mí trabajar con ese fluido que es socialmente rechazado, también desde la perspectiva religiosa de connotación de algo negativo, me resultó muy interesante, reconsideré que ese material servía y significaba adecuadamente para lo que quería decir”.

De este modo, la reflexión en la obra de Ángel Solano pretende presentarse en hospitales y acompañar a enfermos en fases terminales, quienes muchas veces mueren solos y son rechazados por su condición.

“Rechazamos todo lo que nos recuerda a nuestra propia muerte. Consumimos el concepto de salud que nos han vendido las empresas: salud es belleza. Entonces, ¿si no eres bello no eres saludable?”.

Anuncios

Una respuesta a “Ángel Solano y el placer del cuerpo muerto

  1. Muy interesante, me gustan los contenidos de su revista porque salen de lo común como en esta entrevista con Solano. Textos fluidos con palabras adecuadas. Van bien, ojalá no se quede en proyecto escolar.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s