Guerreras en combate

Primera parte de las mujeres taekwondís que han representado a México

Entrevista a Judit Báez Hernández del Corral

Por Karla Neri Villafana

Fotografía tomada en el Gimnasio Juan de la Barrera. Foto: Juan Carlos García

Fotografía tomada en el Gimnasio Juan de la Barrera. Foto: Juan Carlos García

Desde su llegada a México, en 1968, el taekwondo se perfiló como un deporte para hombres, subestimando a la mujer y creyéndola no apta para practicarlo. Sin embargo, hoy existen en el mundo muchas taekwondoís. Hoy, el papel de la mujer mexicana en el deporte ha sido trascendente, después de que en los años 50 fuera la típica ama de casa entregada a la familia y a los trabajos del hogar, poco a poco se ha infiltrado en actividades “exclusivas” para hombres. Como el caso de Judit Báez Hernández del Corral, ex taekwondista de la UNAM.

Actualmente, Judith se dedica por completo a estudiar diseño grafico, ha dejado por completo de practicar taekwondo, no obstante, hace años compitió en diversos torneos consiguiendo el primer lugar en algunos de ellos.

Dedicó 11 años de su vida a éste deporte y aunque en un principio le desagradaba practicarlo con el paso del tiempo inició lo que sería una historia de amor por el taekwondo, le debe su formación y los valores que posee, pues forman parte de su forma de ser.

Tuvo la oportunidad de acercarse a esta disciplina gracias a su mamá.

“Ella me inscribió a taekwondo. Todo fue porque mi hermano practicaba futbol americano y ella era la ‘manager’ de la categoría, tenía que estar al pendiente de mi hermano y no podía cuidarme. Por lo que decidió ponerme a practicar un deporte” recuerda.

En un principio, no le convencía ni atraía el deporte, tiempo después, se fue apasionando por esta disciplina que hoy le ha dejado grandes enseñanzas y experiencias.

Comenzó a entrenar con los profesores José Antonio y Jesús Alvarado Franco quienes forman parte del Instituto Mexicano de Taekwondo. Después de iniciar sus estudios en diseño gráfico, empezó a entrenar en su misma universidad: la Facultad de Estudios Superiores Acatlán.

Compitió en lugares como Veracruz, Puebla, Monterrey, Guadalajara, Hidalgo, Baja California, Tlaxcala y Michoacán así como en el extranjero: en Dallas, Argentina y Corea.

Esta joven obtuvo grandes logros, se desempeñó como una gran taekwondoí y se comprueba con las competencias ganadas.

“Dentro de las medallas más importantes que obtuve fueron el tercer lugar en el Torneo Nacional de Veracruz 2007, tercer lugar nacional en el Torneo Nacional en Querétaro 2008, tercer lugar en el Abierto de Chuncheon Corea 2007 (encuentro amistoso con la selección de Texas). A los torneos nacionales asistí como seleccionada del Estado de México en la categoría Light (-62 kilos), para ser seleccionada estatal tienes que ganar el torneo de selección y durante 5 años fui elegida”.

Siendo campeona de varios torneos, Judit considera gracioso que sea una mujer la que represente en taekwondo al país.

“A pesar de ser considerado un deporte muy ‘rudo’, las mujeres son quienes más alto han puesto el nombre de México. Durante muchos años el único hombre que había sido campeón mundial fue Óscar Mendiola en 1979”. Quien es miembro del Instituto Mexicano de Taekwondo y fue su profesor.

“Pienso que las mujeres somos más aguerridas, más luchonas, somos más perseverantes y por eso dentro del taekwondo la selección femenil ha traído buenos resultados. Aunque desgraciadamente en el mundial pasado, sólo Briseida Acosta pudo adentrarse al medallero con el segundo lugar. Tenemos grandes competidoras como Diana Lara, quien se quedó a una pelea de medalla o Jessica Chávez, medallista universitaria” cuenta.

Fotografía tomada en el Club Casablanca Sta. Mónica. Foto: Juan Carlos García

Fotografía tomada en el Club Casablanca Sta. Mónica. Foto: Juan Carlos García

Judit considera que México es una potencia dentro del taekwondo.

“Somos de los países más fuertes y para llegar a ser un seleccionado nacional se necesita entrenar muy duro y muy fuerte, ya que la competencia es muy grande; hay categorías donde desde años se pelean, desgraciadamente sólo es uno el que tendrá la oportunidad de representar a México. Y al decir entrenamiento fuerte, es hablar de mínimo 4 horas al día, donde no sólo es entrenamiento técnico y estratégico, sino también físico” explica.

A pesar de los talentos en el país, Judit considera que existe una mala difusión por parte de los grandes medios.

“Desde otro punto de vista: los medios transmiten de ‘pe a pa’ todo lo referente al futbol, desde los equipos nacionales, las liguillas, hasta torneos internacionales, y también equipos extranjeros.Hay un sinfín de programas dedicados a la difusión y al análisis del futbol, termina un programa y empieza el otro y hablan de lo mismo en cada uno, a diferencia del taekwondo donde los espacios son mínimos y la calidad de difusión no es la adecuada en proporción a los resultados que se obtienen a favor de México”.

La ex taekwondoí cree que otro problema es la deformación que se le ha dado como arte marcial.

“Efectivamente es enseñado como un deporte y se dejan de lado los valores, por ejemplo, he visto torneos en donde se humilla al contrincante o se le hace burla y esto va totalmente en contra de la filosofía del taekwondo pero, obviamente, si el profesor carece de estos valores y filosofía, los alumnos serán igual y si ellos deciden ser profesores se va generando este círculo vicioso”.

Sin embargo, Judit está convencida de que el taekwondo es un arte marcial en donde lo primordial es la filosofía.

“Se busca un respeto hacia ti mismo y hacia los demás, respeto y admiración por la naturaleza, un equilibrio con ella, en el ambiente se busca la paz y ante todo, sabemos que la violencia no es una solución, se busca la perseverancia, la fortaleza y la constancia”.

Fotografía tomada en el Gimnasio Juan de la Barrera. Foto: Juan Carlos García

Fotografía tomada en el Gimnasio Juan de la Barrera. Foto: Juan Carlos García

No cabe duda que el taekwondo marcó su vida y recuerda una de sus mejores experiencias: cuando compitió en Chuncheon, Corea.

“Los nervios al entrar al estadio, presentar mi inscripción al torneo, el pesaje, entrar al tatami y pelear son recuerdos muy lindos, sobre todo cuando recuerdo que no me gustaba y comencé a practicarlo, dar un vistazo hacia atrás y ver todo lo que pude lograr sigue siendo una gran motivación para mí”.

Anuncios

3 Respuestas a “Guerreras en combate

  1. Me gustó esta entrevista, bastante ligera y muy amena, por ahí unas un poco la ortografía, pero solo eso.

  2. Este articulo me gusto mucho, es muy fluido y bastante bien llevado el tema me gusto mucho la contextualizacion quizas lo unico que le agregaria es un titulo mas llamativo.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s